David Rodríguez Caballero en Marlborough Barcelona

Del 5 de febrero al 21 de marzo 2015

 David Rodríguez Caballero
esmalte sobre aluminio
100 x 125 x 9 cm

La muestra exhibirá más de una quincena de sus obras en aluminio, latón y cobre además de algunos de sus vinilos sobre papel. El artista se sitúa en el campo de la abstracción geométrica y juega sutilmente entre los conceptos pictórico y escultórico. La lectura completa de sus piezas requiere observarlas desde varios ángulos ya que cada punto de vista le confiere al espectador una experiencia visual distinta. El título de la muestra, Vibraciones de la materia, está vinculado directamente con dos aspectos que como veremos son muy importantes en su trabajo: la luz y el material.


Rodríguez Caballero moldea las planchas evidenciando sus propiedades dúctiles. Crea curvas que juegan con el vacío como elemento interconectado con el volumen, erige esculturas que enfatizan la verticalidad, combinando la influencia de la tradición africana con la de la arquitectura neoyorquina, e incluso realiza composiciones que sugieren etéreas mariposas y que sobresalen grácilmente de la pared en las que están suspendidas.

 David Rodríguez Caballero
latón
89 x 49 x 47 cm
Una de las singularidades de estas piezas surge de la intervención artesanal del artista. Al lijarlas Rodríguez Caballero elimina la naturaleza reflectante de la materia prima, otorga a la superficie una textura matizada e integra la luz que según su incidencia en las obras crea una sensación de vibración. En ocasiones les añade más color aplicándoles esmalte en alguno de sus delicados pliegues.

La línea de los vinilos surgió a partir de la observación de los recortes de color que permanecían en el estudio tras la concepción de sus origamis, obras iniciales en las que Rodríguez Caballero ya hacía uso de este material combinándolo con papel vegetal. En un primer vistazo los vinilos pueden parecer monocromos pero al acercarse a ellos el espectador descubre las infinitas tiras pacientemente yuxtapuestas que forman diferentes tonos dentro de una misma gama de color. La luz, presente una vez más, atraviesa la propia transparencia del material proyectando un efecto visual de iridiscencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario