MANOLO VALDÉS EN MARLBOROUGH NUEVA YORK

MANOLO VALDÉS EN MARLBOROUGH NUEVA YORK
Del 17 de octubre al 23 de noviembre de 2013

Valdés, Perfil IV, 2013, collage, 90 x 67

Marlborough Nueva York presenta una muestra de la obra reciente de Manolo Valdés que comprende esculturas de pequeño y gran formato así como collages. La exposición permanecerá abierta hasta el 23 de noviembre.


Es la mayor exposición de escultura desde 2002 y la primera de collages de gran tamaño expuesta en Marlborough. Se compone de alrededor de cuarenta esculturas, algunas de ellas expuestas en la terraza. Las esculturas de menor tamaño se caracterizan por la diversidad de materiales utilizados como bronce, latón, aluminio, hierro y madera entre otros. Valdés ha creado variaciones en sus iconos a través de motivos como las mariposas y las delicadas hojas de helechos aunque continúa con la temática de las mujeres a caballo.

Valdés, White butterflies, 2013,
hierro y madera, 39 x 35 x 19
Todas sus piezas ya sean esculturas, pinturas o dibujos destilan esa elegancia intrínseca propias del artista.

A la vez se podrán ver una docena de collages. En su mayoría el tema principal es el perfil femenino con tocados y rostros cubiertos por velos. Todas estas imágenes evocan la figura del Renacimiento pero reinterpretadas con llamativos colores como el rosa, rojo, verde esmeralda o azul cobalto entre otros.

Valdés vuelve la mirada hacia los clásicos como Velázquez, Cranach y Fra Filippo Lippi o los modernistas Picasso y Matisse para dar una nueva orientación estética a través de la materia, la luz y el color. Los trabajos de los grandes maestros, le sirven de “pretexto” para sus planteamientos estéticos, en los que la textura, la materia, la representación del cuerpo humano y la expresividad son palpables en sus pinturas. En sus trabajos escultóricos refleja una profunda reflexión sobre la materia y el espacio, que le ha llevado a la creación de obras ciertamente monumentales. Tal es el caso de la escultura de mujer a caballo inspiradas en los retratos ecuestres de Velázquez de la corte española, en particular de Isabel de Borbón que fue reina de España entre 1621 y 1644.

Al igual que en sus esculturas trata de simplificar los detalles, en los collages representa sólo las líneas exteriores del rostro para contrastar con los tocados y vestidos ricamente decorados. La eliminación de los rasgos faciales hace que la materia cobre importancia y dote a la obra de vida propia.

Valdés, Galatea, 2013, hierro y madera, 53 x 54 x 31 in


No hay comentarios:

Publicar un comentario