JOSÉ MANUEL BALLESTER EN CAIXAFORUM MADRID

JOSÉ MANUEL BALLESTER EN CAIXAFORUM MADRID
"60 miradas a Ferrovial"
CaixaForum Madrid
Del 12 de junio al 30 de julio de 2013

José Manuel Ballester. Crossrail. Londres, Reino Unido. Construcción

Con motivo de su 60.º aniversario, Ferrovial invitó al fotógrafo José Manuel Ballester, premio Nacional de Fotografía 2010, a elaborar un retrato de la compañía a través de sus principales actividades y obras en todo el mundo. Ballester inició su recorrido en febrero de 2012 en el Hipódromo de la Zarzuela en Madrid, y durante un año recorrió 31.416 kilómetros para visitar 35 destinos en una decena de países aportando su particular visión de las estructuras, edificios, espacios y servicios que son realidad gracias a la actividad del grupo.


El resultado es 60 miradas a Ferrovial, una colección única de fotografías repartidas por distintos espacios de CaixaForum Madrid (desde el foyer hasta el vestíbulo de entrada, la tercera planta e, incluso, la escalera interior del centro) y que muestran algunos de los proyectos más significativos de la compañía.

José Manuel Ballester, Autopista del Sol, Málaga, España CONCESIÓN Y CONSTRUCCIÓN

Los visitantes encontrarán en la muestra autopistas en Dallas, Chicago o Chile; aeropuertos en Madrid, Londres o Gdansk; plantas de reciclaje, puertos y depuradoras, además de espacios culturales como el Museo Guggenheim de Bilbao y el propio edificio de CaixaForum Madrid, así como servicios urbanos y medioambientales.

Estas grandes imágenes muestran la complejidad de los proyectos, del mismo modo que la versatilidad y amplitud de la labor de la compañía, que cubre el ciclo completo de vida de una infraestructura, desde su planificación y construcción hasta su mantenimiento.

En las fotografías de José Manuel Ballester existe siempre un gran equilibrio entre el retrato de la obra técnica y la mirada particular de autor. Los elementos se presentan desde una dimensión que podríamos considerar metafísica, porque trasciende lo racional e indaga en la tensión entre lo concreto y lo abstracto que se oculta en toda forma o paisaje.

Una imagen de la simetría de un conjunto de pilares o la regularidad de un sistema de cubiertas evoca los meses de cálculo de la estructura y las noches sin dormir de los responsables de la obra para su correcta ejecución. La precisión en el trazado de una autopista, su geometría y la fluidez de su tráfico hacen visible el esfuerzo para el encaje de coste, plazo, seguridad y responsabilidad medioambiental. Los operarios de mantenimiento del metro, las calles y los espacios públicos recuerdan el empeño en mejorar calidad y eficiencia, imperceptible a los ojos de los ciudadanos.
 
José Manuel Ballester. Palacio de deportes Ergo Arena. Sopot, Polonia. Construcción

Así, las fotografías dan pie a crear un diálogo entre el mundo del arte y el de las infraestructuras, entre una visión estética y otra científica o tecnológica. Según explica el propio fotógrafo en el catálogo editado para la ocasión, ha buscado el «equilibrio entre lo concreto y lo abstracto», poniendo énfasis en el desafío, tanto tecnológico como humano, de los proyectos. Las imágenes nos permiten reflexionar sobre «los intrincados soportes en los que se apoya la sociedad del bienestar», en palabras del fotógrafo, cuyo objetivo, subraya, es mostrar «la capacidad del ser humano para afrontar un reto y preguntarse hasta dónde puede llegar».

No hay comentarios:

Publicar un comentario