PARQUE FLUVIAL ABANDONADO, UN PROYECTO DE LARA ALMARCEGUI, EN MUSAC

PARQUE FLUVIAL ABANDONADO, UN PROYECTO DE  LARA ALMARCEGUI, EN MUSAC
"Parque fluvial abandonado"
MUSAC
Hasta el 13 de octubre de 2013

Lara Almarcegui
Guía a los descampados del Valle Lea. 12 espacios vacíos esperan las olimpiadas en Londres, 2009
Guía. Editado por Barbican Art Centre, London
Cortesía de la artista

MUSAC, Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, presenta hasta el 13 de octubre de 2013 Parque fluvial abandonado, un proyecto específico de Lara Almarcegui (Zaragoza, 1972), artista seleccionada para representar a España en la 55 Bienal de Venecia entre junio y septiembre de 2013, presenta en MUSAC un proyecto que se ciñe al territorio de la institución y de León como contexto concreto.


Para Parque fluvial abandonado Almarcegui plantea dos nuevas obras, realizadas ex profeso para esta muestra, que constituyen un ejercicio doble de contextualización: por una parte, una intervención sobre la arquitectura de la sala de MUSAC donde se ubica; por otro, un trabajo sobre un descampado en la zona de La Lastra (León), sintomático de la situación actual del sector de la construcción en el Estado español.
 
Los proyectos de Lara Almarcegui consisten en la presentación pública de investigaciones realizadas mediante rigurosos métodos de análisis que son aplicados sobre aspectos aparentemente periféricos al orden urbano. Los descampados, los materiales de construcción, o las capas de la ciudad abandonadas en su proceso mismo de crecimiento, son algunos de los temas que ha tratado en su trabajo.
Sobre la instalación en la sala 2 de MUSAC
 
En el año 2000, en la localidad francesa de Phalsbourg, Almarcegui situó junto a un depósito de agua del siglo XIX los materiales que habían servido para su construcción. La traducción de la edificación en sus materiales, colocados los unos junto a la otra, parecía explicar la potencialidad de que sea levantada, su receta de construcción.
La instalación específica de la Sala 2 del MUSAC tendrá también como punto de partida el análisis del edificio de Mansilla y Tuñón en su aspecto material. La relación tautológica que Almarcegui ha establecido en varias ocasiones, colocando los materiales de construcción de un edificio junto al edificio final construido, ha evolucionado en sus últimos trabajos hacia una posición genealógica: los materiales de construcción no se presentan como un material ordenado, casi como estarían justo antes de comenzar la construcción, sino como un material de residuo, tal y como aparecería después de su demolición, de haber sido derribada sobre el suelo, como si los tiempos posibles de una edificación estuviesen superpuestos en esa contigüidad. Esta evolución hacia una superposición o contigüidad temporal –el antes y el después de una construcción– dentro de la construcción misma, se ha radicalizado aún más en sus últimas intervenciones, donde sus montañas de materiales de construcción adoptan de por sí una fuerza escultórica sin precedentes en su producción, pero también su destino, derribada sobre el suelo.
 
Lara Almarcegui
Hotel Fuentes de Ebro,

Zaragoza, 1997-2002
Diaporama de 80 diapositivas color y texto descriptivo en A4 
Edición: 1/3Colección MUSAC
Sobre la obra parque fluvial abandonado Los estudios sobre descampados se han convertido en las obras más difundidas de Lara Almarcegui. Consisten en rigurosas investigaciones, con formato final divulgativo –ya sea en forma de guía, diaporama o relato visual-, sobre estos espacios abandonados que se mantienen al margen de la lógica constructiva y del diseño de la ciudad. Son lugares urbanos que adquieren sentido precisamente dentro de ese tejido, como restos arqueológicos de lo que la ciudad fue antes de construirse, pero también de lo que el espacio urbano puede llegar a ser después de su uso.

En León, el barrio de La Lastra constituyó el ejemplo del boom del sector de la construcción en la capital. La nueva urbanización de esta área, que comprendía bloques de vivienda, una parroquia y una zona ajardinada que enlazaría la ciudad con el área colindante de Puente Castro, al otro lado del río, constituye a día de hoy el reflejo de una situación de crisis de la que el sector de la construcción es el puntal más evidente. A lo largo de su carrera, Almarcegui ha producido este tipo de obras como una forma de salvar, de retener y de señalar estos espacios antes de ser devorados por la especulación urbana. El descampado delimitado por el río Torío hubiese culminado en un parque urbanizado según la planificación que el estudio Ábalos&Herreros realizó para la zona, pero la crisis de la construcción ha detenido el proceso de especulación y el descampado es, en este caso, su consecuencia: la crisis ha invertido el proceso habitual.
 
Lara AlmarceguiGuía de los descampados de Sao Paulo, una selección de los terrenos vacíos más interesantes en la ciudad, 2006
Guía creada para la 27ª Bienal de Sao Paulo
Cortesía de la artista
 
Por esta especificidad del territorio, haciendo una variante en su trabajo en cuanto al medio utilizado para explicar estos procesos en el espacio urbano, en vez de una guía impresa, Almarcegui presenta en MUSAC una pieza de vídeo. Del mismo modo que realizó con anterioridad en su proyecto sobre el Festival Internacional de Jardines de Liverpool, la narrativa del vídeo le permite, al modo de una visita guiada, articular un relato complejo a través de imágenes y textos, que discurre entre el tiempo histórico y el espacio presente.

La sujeción a un territorio como contexto concreto y la abolición de una temporalidad lineal es lo que une ambos nuevos proyectos de la artista: la actualidad del pasado como genealogía y la comprensión del presente como un futuro posible suponen un ejercicio similar a la superposición simultánea de un edificio y su presentación como futura ruina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario