JESÚS LED EN LA GALERIA JORDI BARNADAS

JESÚS LED EN LA GALERIA JORDI BARNADAS
"la necessitat de ser-hi"
Galería Jordi Barnadas
Del 11 al 26 de enero de 2013

Jesús Led
Sant Sopar
 150x200

Sobre Jesús Led

Nació en Barcelona en agosto del 1987. Procedente de una familia de pintores, su formación fue autodidacta, aprendiendo en base al trabajo personal ante las obras presentes en museos, colecciones particulares y talleres de artistas. Ha expuesto principalmente en Sabadell, Madrid y Menorca.

Especializado en el dibujo y, muy particularmente, en la pintura al óleo, entendiendo la superficie del cuadro como problema a solucionar, casi como si se tratara de un experimento que es necesario resolver. En su producción son clave el trabajo en torno a la temporalidad, el color y la luz, en especial, los contrastes que ésta sugiere, sin embargo, más que ninguna otra consideración, la materia se convierte en algo fundamental en el momento de concebir su obra, entendida como textura, como espesor y como presencia. El diálogo con los maestros del pasado, sobretodo del Barroco español e italiano, se hace patente en sus composiciones, que a menudo buscan reinterpretarlos para sacar a la luz lo esencial contenido en ellos. Su aproximación al acto creativo es, por lo tanto, singular e intuitiva, fruto de un diálogo sin intermediarios con el hecho artístico.

LA ÚLTIMA CENA. Pintura a la luz del barroco.

Los museos tienen entre sus funciones la de conservar un patrimonio histórico que nos permite estudiar el arte del pasado como fuente de inspiración para las nuevas generaciones de artistas. Para la práctica artística, esta concepción era común en la formación tradicional del pintor: la visita al museo con caballete, lienzo y aceites en mano.

Posteriormente, esta práctica pasaría a formar parte del saber hacer de las academias, instituciones donde se garantizaba la formación correcta del artista y sin las cuales es difícil explicar el desarrollo de las artes desde el siglo XIX, tanto por su seguimiento como por la oposición que representan no sólo las vanguardias, sino también movimientos relacionados con el arte de la representación, como los realistas, naturalistas, simbolistas...

Pero, ¿Qué pasa cuando "el contemporáneo" se convierte en la práctica habitual en las "academias" actuales, es decir, nuestras facultades de Bellas Artes? ¿No es la mirada a los grandes maestros del pasado una rebelión contra la formación de nuestras instituciones actuales de formación artística? No ha cambiado diametralmente el concepto que describe la palabra?

Sobre la mesa se reúnen los elementos de la pintura y los objetos de una vanitas que, debidamente compuestos y colocados, no sólo significan la reproducción fiel del modelo, sino la búsqueda de un más allá trascendente de la pintura, como vemos en Sánchez Cotán. Sobre la mesa se reúnen también los personajes invitados al ágape, festejo del arte, en el que se celebra un canto al disfrute de luces y sombras, de claroscuros reales y fantasmagóricos de esta ilusión plana que engaña los sentidos llamada "pintura".

Nuevamente el retrato, la mirada que se entrecruza entre el autor y el modelo, la realidad externa e interna, carnal y psicológica de uno y otro, retratista y retratado. La mirada, ¿hay algo más real y a la vez más abstracto que la mirada? ¿Donde la podemos encontrar?
 
Con una clara atención a la Cena de Emaús de Michelangelo da Merisi, llamado il Caravaggio, los personajes coetáneos al pintor se sientan alrededor de la mesa para teatralizar el milagro de la luz y del color, ya no la copia del clásico, sino su lección magistral. Sin embargo, la mirada hacia el barroco es también una respuesta rebelde, inconformista, posible, lejos de los modelos académicos. ¿Dónde están las líneas, los contornos, la estructura? Sólo la luz y las sombras. ¿Dónde están los cánones, el método, la academia? 
 
Jesús Led
La Sagrada Familia 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario