DANIEL CANOGAR LA GALERÍA EN JUAN SILIÓ

DANIEL CANOGAR EN JUAN SILIÓ
"Deriva"
Galería Juan Silió
Del 22 de junio al 4 de agosto de 2012

"Vórtices", Daniel Canogar

Daniel Canogar (Madrid, 1964), uno de los artistas españoles con más presencia internacional en el panorama de las artes plásticas presenta “Deriva” en la Galería Juan Silió. Incansable investigador en el campo de la tecnología digital y, consecuentemente, de cómo ésta ha cambiado la forma de percibir la realidad, como artista visual Canogar trabaja con fotografía, video, escultura e instalación.


Inquieto por el medio ambiente, la exposición tiene como eje la crítica a la cultura del usar y tirar, a la rápida e intencionada obsolescencia de los bienes de consumo, y a la consecuente y descontrolada generación de basuras. Basuras que acaban en ríos y mares, contaminando un agua que vuelve al ser humano y de la que estamos compuestos en una gran proporción.

En la serie de fotografías "Vórtices" se presenta un grupo de figuras humanas, casi todas ellas completamente vestidas, flotando en el agua entre abundantes residuos de plástico. Destaca la complejidad del detalle de la imagen en la expresividad de cada una de las figuras, que parecen abrumadas por la acumulación de basuras y residuos que las rodea y contra la que todas ellas, solas y sin ayuda de las demás, parecen luchar para sobrevivir. "Vórtice" es un símbolo del peligro que representa para nuestro planeta la aceptación de actitudes heredadas en relación con el consumo y la generación de residuos.

“Deriva” da título a la muestra y consiste en un video animación proyectado en el interior de una alcantarilla abierta. El video muestra figuras humanas inquietas, que se dejan llevar por una corriente a la que no pueden resistirse. En esta instalación, solo se ve el flujo de las imágenes de niños a los pies del espectador y la sugerencia de que el río de la Historia nos arrastra a todos hacia un futuro difícil y peligroso.

La exposición se completa con la instalación "Tajo", compuesta de botellas de plástico recicladas, es una referencia literal y metafórica al sistema fluvial - el Tajo. Sobre las botellas de plástico usadas se proyecta una meticulosa animación de video, que las convierte en pequeñas pantallas que proyectan imágenes distorsionadas sobre las paredes de la sala de exposición. Tajo refleja a todos los madrileños, constituidos sobretodo por agua y, por ese motivo, conectados por extensión con el sistema fluvial del Tajo.

Daniel Canogar nos muestra un arte en relación directa con la ecología, testigo cultural de esa 
sensibilidad actual que se pregunta qué hacemos con las cantidades de basura que generamos y por qué. Se trata de una  reflexión en torno a la contaminación, el uso de residuos y las formas de reciclaje para aprovechar la materia o para fabricar otro objeto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario