"DEAD MOON - APOCALYPSE" DE LUIS ROYO & ROMULO ROYO EN LA GALERÍA MIGUEL MARCOS

"DEAD MOON - APOCALYPSE" DE LUIS ROYO & ROMULO ROYO EN LA GALERÍA MIGUEL MARCOS
"DEAD MOON - APOCALYPSE"
Galería Miguel Marcos
Del 3 de Mayo al 4 de Junio de 2012


Steps on Manhattan



Su trabajo conjunto tiene sus orígenes a principios de los años noventa. Ya en 1994 idearon conjuntamente el personaje de Malefic en el mismo estudio. En los años sucesivos sus trabajos se apartaron, desarrollando su actividad independientemente en diferentes estudios y ciudades.

En 2006 realizaron de nuevo en equipo la pintura de una cúpula en el castillo Medvedev de Moscú y a partir de entonces volvieron a colaborar en diferentes trabajos. En 2008, para la obra Dead Moon, su colaboración se solidificó y ya el resto de las creaciones como Demons y sobre todo el complejo proyecto multimedia Malefic Time, se realiza mano a mano. En la actualidad, definitivamente componen su trabajo en común. 

Más que compartir trabajo, su unión se definiría como una fusión de proyectos con el denominador común en una raíz que parte de universos irreales, abordados plásticamente con intención de pasear por diferentes recursos y técnicas pictóricas.

En su proyecto Dead Moon, se aborda una historia oriental de ficción y pasado acercándose a las claves de los antiguos “cuentos fantásticos chinos” y se adentran en los parámetros de la peculiar narrativa de fantasía desbordante en Oriente. Todo ello encuadrado en telas que combinan el vacío con la figuración, y una obra en papel que describe minuciosamente.

Stars of Solitude

Por otro lado, Apocalypse se centra en trasladarnos a los miedos eternos del ser humano y poner en cuestión las enseñanzas recibidas. Su tratamiento plástico ofrece, no solo una historia en una Nueva York apocalíptica, si no, reflejar un universo de pesadilla en torno a nosotros. Acechante. Para éste proyecto se han sumado otras artes creativas como la música, literatura, video, etc. Y se convierte en un proyecto multimedia en continuo crecimiento.

Así, el trabajo de Luis Royo y Romulo Royo se conforma en los últimos años como un hecho creativo que parte de un núcleo y es indivisible tanto en su mensaje como en su estética. En él entran diferentes formas de expresión y diferentes formas de abordar la creatividad, incluso el empleo de las técnicas y los materiales. Cada peculiar personalidad se convierte en el complemento del otro, desarrollando una obra de total fusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario