JERÓNIMO ELESPE EN LA GALERÍA SOLEDAD SOLENZO

JERÓNIMO ELESPE EN LA GALERÍA SOLEDAD SOLENZO
Galería Soledad Lorenzo
Del 19 de abril al 17 de mayo

Jerónimo Elespe

En su segunda exposición en la galería Soledad Lorenzo, tomando como punto de partida diferentes claves autobiográficas, Jerónimo Elespe presenta una reflexión sobre la vida doméstica y las metáforas que arroja el hogar acerca del proceso creativo.

Siguiendo en cada obra un desarrollo lento y acumulativo, de meses o incluso años, en sus pinturas y dibujos de reducido tamaño Elespe explora la capacidad del hogar y del estudio del artista para ser al mismo tiempo refugio y celda, sirviéndose a menudo de referencias literarias en un recorrido que va trazando desde “A Rebours” de Joris-Karl Huysmans, a la oscura visión de la arquitectura como algo vivo y con pulso de Edgar Allan Poe, o Breton y su concepto de casa como laberinto y réplica de la estructura del subconsciente.

El hecho de encontrarse en este caso el estudio del artista dentro del propio hogar, en cierto modo el interior de un interior, da paso a Elespe a incidir en la idea de Walter Benjamin del hogar del artista como tela de araña, así como a señalar su parte monástica y de negación del mundo para poder estudiarlo. Esta dicotomía entre vida doméstica y vida de estudio es a la vez tanto un motivo de conflicto como de afinidades, en las pequeñas e íntimas obras de Elespe ambas comparten la sensación de atemporalidad y de continuo presente: la absorción por un instante específico que paradójicamente se beneficia y alimenta de lo cíclico y de sus actividades cotidianas.

El interés en la quietud y en los diferentes ciclos narrativos dentro del hogar encuentra influencias importantes en el cine de Ozu y la pintura de Chardin, planteando un claro contraste respecto a las influencias literarias citadas con anterioridad, de un carácter marcadamente obsesivo y nocturno. Estas dualidades de la obra de Elespe, lo sereno y lo obsesivo, experimentación y literalidad, lo intuitivo y lo racional, encuentran su raíz en la naturaleza del lento proceso en el estudio. Las delicadas obras evolucionan experimentando con diferentes lenguajes pictóricos a modo de palimpsesto y anotación autobiográfica, representando en último término complejos diarios abstractos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario