“VISIONES SIMBÓLICAS”. UNA MIRADA AL UNIVERSO DE DANIEL JOHNSTON EN LA CASA ENCENDIDA

“VISIONES SIMBÓLICAS”. UNA MIRADA AL UNIVERSO DE DANIEL JOHNSTON EN LA CASA ENCENDIDA
La Casa Encendida
Del 20 de abril al 10 de junio de 2012

Daniel Johnston
As So As They Say Circa, 1995

Esta exposición que se abre el 20 de abril en La Casa Encendida de Obra Social Caja Madrid, parte de la colección personal del ex-manager de Daniel Johnston Jeff Tartakov y pretende cercar a todos los públicos la realidad de Daniel Johnston a través de su simbología. Su álter ego, La Rana Jeremiah, servirá de punto de partida e introducción para descifrar el resto de mensajes que esconden sus creaciones.


Haremos un recorrido por todas sus obsesiones, pasiones y angustias vitales oyendo sus cintas, paseando por sus dibujos y escuchando a los expertos evaluar su obra. Además de un viaje por el universo de Daniel Johnston, supondrá un viaje personal en el que el espectador se sentirá identificado con muchas de sus imágenes y sus múltiples interpretaciones. Con la proyección del documental, las escuchas, los zoótropos y las proyecciones, dibujaremos el perfil completo de Johnston y buscaremos conexiones entre todas las parcelas y facetas de su universo artístico. Hasta el momento, será la exposición más completa del artista exhibida en España.
Daniel Johnston
Symbolical Visions, 1988-89


El 18 de abril Johnston inicia gira española de conciertos en el Patio de La Casa Encendida. Los siguientes serán el 19 en Valladolid, el 20 en Valencia y el 21 en Barcelona. Además, el ciclo Soundays de La Casa Encendida acogerá los conciertos de Jad Fair (Half Japanese) + Norman Blake (Teenage Fanclub), Mary Lou Lord y Kathy Mc Carthy.

“El símbolo es una conjunción de formas visibles destinada a mostrar las invisibles”
Desde finales de los ‘80, Daniel Johnston (Sacramento, 1961) es una figura de culto. Un creador único con una historia personal dura y enternecedora, marcada por el amor, la religión, los conflictos familiares, el sufrimiento y sus problemas psicológicos, temas que están indivisiblemente ligados a sus dibujos a lápiz y rotulador. Una faceta que lleva desarrollando desde finales de los ‘70, cuando grababa maquetas con una rudimentaria grabadora de cassette en el garaje de su casa, antes de convertirse en una leyenda de la música indie. A pesar de todo el fenómeno que se ha creado a su alrededor y de su deseo de dar a conocer su trabajo, él habla de sí mismo como una persona normal, “un niño que olvidó crecer y que pasa todo el día escribiendo canciones y dibujando”

Daniel Johnston
The End Is Never Really Over, 1982

No hay comentarios:

Publicar un comentario