LOUISE BOURGEOIS - ANTONI TÀPIES EN LA GALERÍA SOLEDAD LORENZO

LOUISE BOURGEOIS - ANTONI TÀPIES
"Renconte"
Galería Soledad Lorenzo
18 de Octubre al 27 de Noviembre



Desde el próximo 18 de octubre de 2011 podremos ver en la Galería Soledad Lorenzo la exposición conjunta de Louise Bourgeois y Antoni Tàpies, “Rencontré”.

Louise Bourgeois y Antoni Tàpies, a modo de diálogo, muestran una selección de sus obras más recientes en la galería Soledad Lorenzo. Bajo el titulo “Rencontré” la exposición propone un encuentro entre dos de los artistas más reconocidos a nivel internacional.

El mundo de L. Bourgeois es territorio físico y corporal. Un territorio que ha podido darse a conocer gracias a su larga trayectoria y su extensa obra. A la hora de abordar el intenso universo privado de L.Bourgeois se intuye en él cómo el “acto creativo” tiene un importante componente catártico para ella. Las piezas escultóricas de Louise nos acercan a escenas de su vida que relatan momentos sensibles de la infancia, la relación de la artista con su padre y su búsqueda de la identidad sexual. “Un artista es capaz de mostrar cosas que a otras personas les aterraría expresar”- Louise Bourgeois.

También la obra de Antoni Tàpies presenta un importante componente físico y corporal, pero en su caso dirige la reflexión en otro sentido. Su búsqueda se centra en la exploración del espacio y su relación con la materia. El existencialismo se plasma en su pintura a través de simbología recurrente con referencias a temas capitales en su obra como la vida y muerte, el amor y el dolor. “Pienso que una obra de arte debería dejar perplejo al espectador, hacerle meditar sobre el sentido de la vida”.- Antoni Tàpies.

Todo ello compone una iconografía propia que se plasma en sus iconos como cruces y asteriscos, entre otros símbolos. Tàpies continua la tradición pictórica expandiendo el terreno de la pintura al incluir en su obra materiales, objetos y texturas, tal y como se comprueba en sus pinturas matéricas como: Armari amb collage, 2010 y Samarreta i mitjó, 2007. En su pintura de mayor formato Esfinx, 1989, está presente el carácter propio de su obra en el que recrea a través de la materia muros o paredes, a los que añade distintos elementos distintivos a través de signos que enfatizan el carácter comunicativo de la obra, semejando el arte popular del "graffiti" con pintura o rasgados aplicados directamente sobre el material.

Ambos artistas mantuvieron una relación personal aunque sus lugares de residencia les separasen. Estados Unidos y Francia han sido respectivamente sus lugares de residencia durante la mayor parte de sus trayectorias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario