SOLID LIGHT

ANA ROMÁN PRESENTA SOLID LIGHT 
Galería Espacio Marzana
Del 16 de Septiembre al 28 de Octubre





Después de Sweet Machine (Marzana 2007) y I am a machine (Bastero 2011) en Solid Light se muestra
el resultado del proyecto que, con ese mismo título, ha venido desarrollando la autora a lo largo de los dos
últimos años y en el que a partir de un complejo sistema de especulaciones previas en forma de referentes
conceptuales e iconográficos que mantienen, por una parte, la fidelidad a su discurso anterior (maquinista,
irónico o doméstico) y, por otra, una natural y meditada independencia, ha concentrado ahora su relato en la
construcción de una serie de objetos en forma de cajas de luz. 



Manteniendo la constante estructural del soporte pintura (en cuanto a forma, escala, dimensiones, modo de presentación) pero en donde el color toma un nuevo significado, ya que ahora no solo se deposita (su eficacia como herramienta no empieza –y acaso termina– al ser depositado sobre la superficie de representación) si no que precisa de un nuevo aliado a la hora de establecer vínculos efectivos con la realidad: la electricidad. La imagen surge como una emanación en forma de luz encendida (a través de la electricidad) hasta constituir en sí misma toda esa superficie. La obra vive al apretar el interruptor (de esa idea quizá surjan piezas como I am a machine, apología máxima del enchufe y también, porqué no, de un peculiar modo de entender el pensamiento patafísico). 



Por otra parte el título, Solid light, nos remite a la génesis del proyecto, a la pintura, a la sólida luz; y a la protección, a la seguridad-inseguridad que surge de nuestra relación con la máquina, o con el hombre-máquina, o con los espacios que éste construye o adapta o camufla; o con lo efímero y su necesidad de atención o fijación (referencia aquí al reclamo publicitario) en el intento de huir hacia un entorno más seguro o, sencillamente, con menos tendencia a la caducidad (ya sea de la imagen, del propio objeto o de lo que a través de ellos se cuenta en forma de representación o de relato). 



Domestic Template, I am a machine, Looking at the sky, Tximist, Lamps, Pump, Listen to me, son algunos títulos del total de las obras en donde, partiendo de un lenguaje que precisa de una cierta independencia con respecto a la fidelidad hacia el proyecto discursivo elegido por la autora, seguirán manteniéndose las referencias obligadas (ahora quizá más sutiles) tanto a la obra de Picabia (en sus portadas de la revista 391) como a la de Duchamp (más preocupándose por la puesta en marcha de su Étant Donnés, que haciendo una referencia directa a la lámpara Bec Auer), al Dimaxion de Buckminster Fuller , el Black Mountain College, a los cohetes que aparecen descritos en los textos de Bradbury, o a los textos sobre experimentos sonoros de Cage.






Se expondrán un total de 15 piezas aproximadamente, seleccionadas en especial para este espacio. Diez cajas de luz y cinco dibujos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario