La primera obra documentada de Goya en el Museo del Prado

LA PRIMERA OBRA DOCUMENTADA DE GOYA EN EL MUSEO DEL PRADO
Museo del prado


Aníbal vencedor

Gracias al convenio suscrito con la Fundación Selgas-Fagalde de Asturias El Museo del Prado exhibirá la primera pintura documentada de Goya durante un período de seis años.

Se trata de Aníbal vencedor, propiedad de la Fundación Selgas-Fagalde, que permanecerá en depósito durante seis años en el Prado en virtud del convenio marco formalizado hoy entre ambas instituciones. Gracias a este depósito, el Museo completará al menos temporalmente una de las escasas lagunas cronológicas que se dan en su propia colección del artista, la más importante del mundo. La obra se podrá visitar en la sala 35 junto a los apuntes para la misma incluidos en el Cuaderno italiano.

La exhibición en las salas del Museo del Prado de Aníbal vencedor ofrece al visitante la extraordinaria oportunidad de contemplar una de las composiciones de mayor relieve e impactantes de la etapa de juventud del artista aragonés. Fechada en la primavera de 1771 pertenece a un período no representado hasta ahora en el recorrido cronológico de la colección de Goya del Prado.

Aníbal vencedor es un cuadro de indudable perfección técnica, que se pone de manifiesto en el armonioso orden compositivo, en el excelente tratamiento lumínico y en la seguridad y firmeza de la pincelada para modelar las figuras con color y luz.

Francisco de Goya realizó esta obra, al final de su estancia de dos años en Italia, para participar en el concurso de la Academia de Bellas Artes de Parma del año 1771. El cuadro, perdido después de su presentación al concurso y posible regreso a España, fue comprado a mediados del siglo XIX en Madrid como obra italiana por el arqueólogo, historiador y empresario Fortunato Selgas (1839-1921).

En la obra, Goya coloca a Aníbal en un primerísimo plano, concediéndole todo el protagonismo y caracterizando el ardor y fiereza en su rostro. La silueta del general cartaginés y las dos figuras que le acompañan, el genio de majestuosas alas y el guerrero a caballo, quedan en el centro de la composición, en una elevación del terreno que les realza, como si de un escenario se tratase, mientras que el ejército pasa por detrás descendiendo lamontaña hacia Italia. El guerrero del estandarte mira a su general con asombro y fe, decidido a seguirle a donde le ordene, mientras que el genio se presenta en una actitud teatral de admiración al pasar su brazo extendido por encima del héroe. Dando entrada a la composición aparece la personificación del río Po, interpretado en su habitual iconografía de figura masculina con cabeza de buey de afilados cuernos apoyado sobre un ánfora de la que mana agua.


NOTICIAS RELACIONADAS:


No hay comentarios:

Publicar un comentario